Home Negocios Startups en peligro

Startups en peligro

0 72

Ciudad de México.- Hoy hay más de 2 millones 200 mil apps disponibles en la App Store de Apple y 2 millones 600 mil para Android en la Google Play Store, de acuerdo con datos de Statista.

Las apps más populares en los smartphones en este momento son de comunicación y redes sociales, de servicios basados en economía colaborativa, de música, de alimentos y de servicios bancarios, dependiendo del banco del usuario.

Cuando se descargan las aplicaciones, se les solicita a los usuarios compartir diferentes tipos de información personal, que según una investigación de Moblico y mCordis, esta mayormente conformada por dirección de email (92 por ciento), nombre (91 por ciento), género (71 por ciento), edad (64 por ciento) y número de teléfono (59 por ciento).

Entre los errores más comunes y que involucra un gran potencial de impacto en los negocios, se encuentra la exposición de información confidencial. Los impactos van desde daños a la reputación hasta la puesta en peligro de la propia continuidad del negocio.

El valor de estas herramientas está relacionado con algo más que ofrecer a sus clientes soluciones a la palma de su mano. La información puntual sobre el perfil, los hábitos, intensiones e intereses sobre el público meta que se pueden obtener a través de estos recursos son altamente apreciados.

La idea, negocio o servicio o producto no se puede sostener por si mismo, necesita financiación externa para ser viable. Por lo tanto, con todos nuestros respetos, no es una startup, solo es una posible buena idea esperando ser puesta en marcha.  Los inversores son cada vez más selectivos y cautos sobre en qué, cómo y donde invertir. Esto precede el punto de dolor que arriba mencionábamos. Una startup con una posible buena idea tiene menos probabilidades de conseguir financiación externa, que una que ya está articulando su producto o servicio y éste produce un resultado y retorno actual. Esto es medible y real, lo cual atrae a inversores dependiendo de esos dos factores.

Para una startup que negocia la entrada de inversores financieros, pasar de una idea de negocio y un plan bien elaborado, a contar con un producto o servicio online con el mayor número de funcionalidades posibles supone un escenario muy distinto de valoración y dilución. Sin duda alguna. Pero también puede ser una estrategia de captación de financiación muy peligrosa.

SIMILAR ARTICLES

NO COMMENTS

Leave a Reply